En esta galería encontrarás fotos de fluido cervical donadas por mujeres de todo el mundo

El fluido cervical es producido en las criptas del cérvix. Está influenciado por nuestras hormonas sexuales principales y por ende fluctúa a lo largo del ciclo con ellas.

Por un lado está el fluido influenciado por la progesterona, que crea un tapón denso en el cérvix y juega un rol importante en nuestro sistema inmunitario. Básicamente se percibe como una sensación y observación "seca" (la vagina es una mucosa, así que la sequedad es un término relativo)

 

Por otro lado está el fluido influenciado por el estrógeno, este es el fluido fértil pues tiene el pH adecuado para ayudar a que los espermatozoides puedan sobrevivir, transportarse y alimentarse en las criptas mientras esperan a que el óvulo sea expulsado. Se divide en dos tipos principales.

No pico: Asociado al estrógeno en aumento, como tiene menos contenido de agua es más espeso y se asocia con palabras como "cremoso, lechoso, grumoso", estira muy poco (menos de 2cms), no es lubricativo y es opaco en color.

Pico: Asociado al estrógeno en sus niveles máximos, su contenido de agua alcanza a ser hasta 99% y por ende será mucho más líquido y aguado. Se asocia a palabras como "clara de huevo, mojado, resbaladizo" y es lubricativo y/o de color (semi)transparante y/o estira 2 cms o más.

No existe tal cosa como fluido estronico "más" y "menos" fértil. Cada uno cumple funciones específicas importantes para la fertilidad y juega un rol importante para lograr un embarazo. En esta galería encontrarás fotos de fluido estrogénico tipo pico y no pico

* El fluido cervical es diferente al fluido vaginal, que puede estar presente en cualquier momento del ciclo. Para aprender a interpretar y diferenciar los distintos tipos de fluido, así como establecer tu patrón personal es recomendable trabajar de la mano de una instructora certificada